Cuba, la provincia olvidada

Cuba, la provincia olvidada
Ferrán Núñez

Résumé

¡Viva Cuba libre con España ! y ¡Viva el general Prim ! ¡Abajo las contribuciones !
Con estas declaraciones engañosas dadas en diferentes puntos del Departamento Oriental empezó la primera guerra civil de Cuba. Las noticias de lo ocurrido en la Península, recibidas en La Habana junto con las de los sucesos de Lares, se trasmitieron rápidamente a los afiliados en las logias masónicas del Camagüey y del departamento Oriental.
Pero para el Teniente Gobernador de Bayamo, Don Julián Udaeta, la esperada asonada de principios de octubre, liderada por Céspedes, no representaba una gran amenaza. Las cosas se calmarían por sí solas porque la gente de bien hablando se entiende ; y si no bastara el interés general para atemperar los ardores insurrectos, la tropa acantonada en Manzanillo enseguida le pondría coto a la revuelta.
Cuando días más tarde entregó sin disparar casi un tiro la ciudad a sus « paisanos », todavía creía que sus « hermanos » escucharían la voz de la razón antes de que fuera demasiado tarde ¿Acaso no eran todos españoles unidos por el interés común del Progreso de la Patria ?
Foto de portada, Llegar a viejo en Cuba, por Denys Almaral.

Auteur

Escritor, profesor, bloguero. De origen cubano, desde 2012 dirige la Asociación Autonomía Concertada para Cuba, que reclama la reunificación de la Isla con España.

Version Papier

21,00 € Ajouter au panier

Cuba, la provincia olvidada

jusqu'à
40%  en droits
d’auteur